Historia

La historia de Aguas de Teruel se remonta a las primeras décadas del siglo XX, concretamente a 1929 con la concesión realizada a Pavimentos Asfálticos, S.A. (Toma de Carretera de Cuenca), una concesión que pasará a manos del Ayuntamiento de Teruel en 1949. Ese mismo año el Consistorio adquiere Aguas de Caudé S.A. En 1964 se produce la concesión de aprovechamiento de agua del embalse del Arquillo (Toma del Arquillo) y en 1966 se amplía el abastecimiento a Teruel desde Caudé. Será en 1983 cuando comience el abastecimiento desde el embalse del Arquillo y el suministro de agua a Polígono, Fuenfresca y Ensanche.

Una vez ejecutada y gestionada esta infraestructura, se construye la primera planta potabilizadora de agua para el abastecimiento de Teruel (1990), y ya en 2003 se concede a SASTESA la gestión y explotación del servicio municipal de abastecimiento público y alcantarillado en el término municipal de Teruel. Poco después (2005), comienza a ejecutarse la conducción a Platea desde el pozo 2 de San Blas y cinco años después la gestión y explotación del servicio municipal de abastecimiento público y alcantarillado de Teruel es realizado por Aguas de Teruel.